Afrikaberriak

Internacional

Uganda pierde ayuda internacional tras penalizar la homosexualidad

afrol News, 24 de Febrero -

Después de mucho dudar, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, ha firmado una ley que penará a los homosexuales en el país con cadena perpetua y castigará a los que no denuncian a los gays a la policía. Dinamarca ya ha sido el primer país en cancelar su ayuda financiera al gobierno ugandés y más países siguen el ejemplo.

Una estricta ley contra la homosexualidad fue presentada al parlamento del país ya en 2009. La pena de muerte prevista para los gays en el proyecto de ley original fue finalmente sustituida por una pena de cadena perpetua. Al mismo tiempo, también se castigará a quienes no denuncien a los homosexuales a la policía y a quienes al hablar o escribir sobre la homosexualidad no la rechacen.

Leer más: El presidente de Uganda bloquea ley homófoba

El Parlamento de Uganda aprobó en diciembre la ley contra la homosexualidad, y en enero, el proyecto de ley fue enviado al presidente Museveni para ser firmado. Pero el presidente se negó a firmar la ley. El autoritario líder de Uganda había defendido anteriormente el proyecto de ley y pronunció declaraciones muy hostiles contra los homosexuales, por lo que sorprendió a muchos cuando en enero no puso la ley en vigor.

Estudio sueco

Hoy se hizo evidente que la controvertida ley entraría en vigor. Y cuando Museveni anunció su decisión a los periodistas congregados en una rueda de prensa explicó también por qué decidió finalmente firmar el proyecto de ley. De acuerdo con el presidente la homosexualidad no es, de hecho, un fenómeno natural, sino la consecuencia de una elección que la propia persona toma.

"Ningún estudio ha demostrado que se puede ser completamente de naturaleza homosexual. Un estudio realizado en Suecia demostró que el 34 por ciento de los homosexuales son homosexuales por propia elección, no a causa de la naturaleza", dijo Museveni, según el diario ugandés Daily Monitor. Y añadió que él no entiende cómo un gay "puede evitar sentirse atraído las mujeres hermosas, y en su lugar sentirse atraído por un hombre". 

Museveni añadió que los que practican la homosexualidad, especialmente en Uganda, lo hacen por razones económicas, si bien no entró en detalles sobre si es el mismo estudio sueco el que había llegado a esta conclusión o esa era su propia opinión.

Cuando se le preguntó si estaba preocupado por la pérdida de financiación de la cooperación al desarrollo por parte de países occidentales tras la firma de la nueva ley, el presidente Museveni dijo que Uganda no necesita ayuda externa. "Uganda es muy rica, no necesitamos ayuda", dijo rotundamente. Un gran número de donantes que prestan asistencia a Uganda había amenazado con cortar sus ayudas si la polémica ley entraba en vigor.

También el portavoz del Gobierno Ofwono Opondo dijo esta mañana que el presidente quería firmar la ley ante la prensa internacional "para demostrar la independencia de Uganda contra las presiones y provocaciones de Occidente". La presión de Occidente sobre Museveni parece, de hecho, haber hecho la polémica ley aún más popular en Uganda y también en los países vecinos, donde aparece como una especie de ejemplo de nacionalismo africano a seguir.

 

http://www.afrol.com/es/articulos/38440